Actualidad

La influencia del Índice de Masa Corporal en el embarazo

Influye mucho en una gestación saludable

Para las mujeres que recién están iniciando su viaje hacia el embarazo y la maternidad, hay mucha información contradictoria y muchos extraños en Internet siempre parecen más que dispuestos a dar todo tipo de consejos. Cuando se trata del peso de una madre al comienzo de su embarazo, hay muchas opiniones diferentes sobre lo que es mejor para ella y el bebé, pero un estudio reciente descubrió que el IMC (Índice de Masa Corporal) de la mujer al inicio del embarazo podría estar relacionado con ciertos resultados del parto.

El estudio, realizado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, analizó los pesos previos al embarazo de las mujeres en Estados Unidos y observó que más mujeres entraban al embarazo con bajo o sobrepeso en los últimos años. Utilizando el índice de masa corporal, que mide la grasa corporal de las personas como una proporción de estatura y peso, el CDC analizó el número de mujeres que dan a luz con bajo peso (con un IMC inferior a 18.5) o con sobrepeso (con un IMC superior a 25) en el país.

El 52.5% de las mujeres estadounidenses entraban en embarazos con un peso “saludable” (con IMC entre 18.5 y 25), un porcentaje que el gobierno federal quería aumentar para el año 2020. Pero en 2015, solo el 45% de las mujeres que ingresaban, tenían un IMC entre 18.5 y 25.

Comenzar un embarazo con bajo peso, según los CDC, está relacionado con bebés que nacen pequeños para su edad gestacional, mientras que comenzar un embarazo con sobrepeso está relacionado con un mayor riesgo de partos por cesárea, bebés mayores que su edad gestacional y obesidad infantil. (Otros estudios, debe señalarse, no han podido demostrar un vínculo entre la obesidad infantil y el IMC durante el embarazo).

La salud de una persona puede, por supuesto, afectar su embarazo; es por eso que las vitaminas prenatales son esenciales. Pero es importante señalar que los investigadores generalmente han comenzado a alejarse del IMC como marcador de salud, según TIME, ya que no tiene en cuenta la masa muscular versus la grasa, ni diferencia entre los diferentes tipos de grasa.

Cualquier persona que esté preocupada por tener un peso insuficiente o excesivo al comienzo de su embarazo debe hablar con su médico. Observar la altura y el peso por sí solo no es la herramienta más efectiva que existe y un médico podrá tener en cuenta todos los detalles relevantes de una paciente a la hora de juzgar su salud. Eso significa no solo el índice de masa corporal de una persona, sino también sus niveles en sangre, nutrición, hábitos de ejercicio y más.

Animar a más personas a consultar con sus médicos antes del embarazo es, esencialmente, lo que el CDC recomienda. “Revisar el IMC durante las visitas clínicas de rutina brinda oportunidades para abordar el bajo peso u obesidad, promover el peso normal al ingresar al embarazo y finalmente ayudar a optimizar los resultados de salud maternoinfantil”, escribieron los autores del estudio.

Controlar el embarazo previo no siempre es posible, por supuesto, considerando que casi la mitad de todos los embarazos son involuntarios. Pero si tienes dudas sobre el peso antes o después de quedar embarazada, tu médico definitivamente debe ser la persona con quien llevar un control.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin