Actualidad

Hacer a tu bebé vegetariano: ¿se vale o es peligroso?

Por si este es el estilo que tienes de vida

Si dentro de tu vida, elegiste no comer alimentos de origen animal o que involucren el sufrimiento de otros seres vivos y te gustaría que tu hijo siguiera este tipo de dieta y se hiciera vegetariano. Esto es lo que opinan los expertos sobre no darle carne a los niños desde que son bebés.

Los requerimientos de hierro de un bebé están fuera de este mundo: son mucho mayores que los de adultos. Alice Callahan, Ph.D., autora de The Science of Mom: Una guía basada en la investigación para el primer año de su bebé, explica que el hierro es crucial para el desarrollo de un bebé. Las deficiencias graves de hierro pueden conducir a la anemia en la infancia temprana, que a su vez puede afectar la cognición y las habilidades motoras.

Desafortunadamente, es muy difícil para los bebés satisfacer sus necesidades de hierro y muchos tendrían deficiencia de hierro si no fuera por los cereales fortificados. Incluso la leche materna, que es un alimento tan fantástico para los bebés, no puede ayudar en ese aspecto. “La leche materna es muy baja en hierro, lo cual está bien durante los primeros 6 meses de vida. Pero después de eso, necesitas buenas fuentes de alimentos con hierro para completar un bebé amamantado”.

Pero, ¿no las plantas contienen hierro también? Si bien los granos integrales y las leguminosas contienen técnicamente bastante hierro, también contienen compuestos que hacen que el hierro esté menos disponible cuando se llega a la digestión.

Básicamente, tu bebé no puede absorber tanto hierro de por ejemplo, comer col, como lo hace de la carne de res. La baja biodisponibilidad del hierro en plantas y granos es parte de la razón por la cual la Academia Estadounidense de Pediatría ahora recomienda la carne como un primer alimento importante. Debido a que el hierro es tan importante para un bebé que crece rápidamente, Callahan aconseja a todos los padres que pidan a su pediatra que verifique los niveles de hierro de su bebé entre los 9 y los 12 meses de edad.

Según un estudio de 2012 en el Journal of Nutrition, asegurarte de que tu bebé obtenga suficiente hierro y zinc es más desafiante de lo que podrías pensar. Los investigadores probaron los niveles de hierro de los bebés amamantados que también comieron frijoles, huevos, pollo o pescado, verduras y un grano todos los días. Sorprendentemente, esos bebés solo lograron obtener del 30 al 50% de su requerimiento diario de hierro en esa dieta. O sea, incluso cuando comían carne, estos bebés no obtenían el hierro que necesitaban para un crecimiento adecuado.

“Creo que hay más padres interesados ​​en alimentar a sus bebés con alimentos integrales, pero es posible que no les hayan transmitido el mensaje de que tienen que prestar atención a los nutrientes como el hierro y el zinc. Incluso algunos bocados de carne pueden estimular a los bebés con estos nutrientes y eso no se logra cuando se trata de un niño vegetariano”.

Especialmente si amamantas, los padres que evitan los cereales fortificados con hierro deberían considerar seriamente incluir pescado y carne en la dieta de su bebé y no hacerlo vegetariano, explica Callahan. Los padres que alimentan a sus bebés con fórmula no tienen que preocuparse tanto en el primer año, porque la fórmula también está fortificada con hierro.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin