Actualidad

Expertos piden no dar alimentos sólidos antes de los 6 meses

Se trata de un nuevo descubrimiento

Descubrir los alimentos favoritos de un niño puede ser algo particularmente divertido para los padres, pero no debe intentarse antes de que el niño esté listo. La leche materna y la fórmula proporcionan a los bebés los nutrientes necesarios que pueden perder al comer las cosas incorrectas. Según un nuevo estudio, muchos bebés comen alimentos sólidos demasiado pronto, y las razones por las cuales los padres están haciendo la transición señalan falta de educación.

El estudio, publicado en la Revista de la Academia de Nutrición y Dietética, encontró que más de la mitad de los bebés en los Estados Unidos, están comiendo “alimentos complementarios”, mucho antes de lo que deberían. Los investigadores de los Centros para el Control de Enfermedades evaluaron seis años de datos recopilados de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de 1,482 bebés de entre 6 y 36 meses, según The Stir.

La encuesta incluyó preguntas sobre cuándo los bebés fueron alimentados por primera vez con alimentos sólidos, lo que reveló que solo el 32.6% de los bebés fueron alimentados con estos en el momento apropiado.

La Academia Estadounidense de Pediatría sugirió que los niños primero comen alimentos sólidos cuando tienen alrededor de 6 meses de edad. Sin embargo, el 16.3% de los bebés incluidos en el estudio fueron introducidos a los alimentos sólidos antes de los 4 meses y al 38.3% entre los 4 meses y los 5 meses de edad. Además, los bebés que no fueron amamantados tienden a recibir alimentos complementarios antes que aquellos que sí lo hicieron.

Si bien uno o dos meses puede no parecer una gran diferencia, los científicos determinaron que la decisión de introducir alimentos tan temprano puede tener consecuencias negativas para la salud de los niños. La investigadora principal del estudio, Chloe M. Barrera, MPH, División de Nutrición, Actividad Física y Obesidad, dijo en un comunicado que el momento adecuado es la clave:

“La introducción temprana de los bebés a los alimentos complementarios puede hacer que pierdan nutrientes importantes que provienen de la leche materna y la fórmula infantil. Por el contrario, introducirlos a los alimentos complementarios demasiado tarde se ha asociado con deficiencias de micronutrientes, alergias y dietas deficientes en el futuro”.

Hay una serie de pautas disponibles para los padres que explican cuándo introducir alimentos sólidos, pero señalan signos de “preparación” en lugar de plazos específicos. Además, más recomendaciones de tiempo específico relativas a los alimentos sólidos han cambiado mucho en las últimas décadas, de acuerdo con Science Daily. Los expertos en la década de 1950 recomendaron la introducción de alimentos sólidos ya a los tres meses, pero lo retrasaron a cuatro meses en la década de 1970. La recomendación actual de seis meses se produjo hasta la década de 1990, lo que significa que los padres millenials reciben consejos incorrectos de sus propios padres.

El informe de la Clínica Cleveland sobre el estudio explicó por qué dar alimentos sólidos temprano es tentador para los padres, con las madres citando razones como “mi bebé tenía edad suficiente” y “ayudaría a mi bebé a dormir más por la noche”.

Barrera le dijo a The Stir que el estudio fue un primer paso para encontrar formas de educar a los padres sobre cómo brindarles a sus hijos los nutrientes adecuados:

Clasificar a través de un montón de información puede ser difícil, pero los beneficios de una nutrición infantil adecuada superan los costos de una pequeña investigación adicional. Afortunadamente, hallazgos como estos ayudarán a los padres bien intencionados a tomar decisiones informadas y evitar agregar alimentos sólidos hasta que sus hijos estén realmente listos.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin