Actualidad

Es bueno que consumas muchos carbohidratos en el embarazo

Pero debes cuidar si son simples o complejos

Los carbohidratos suelen calmar las náuseas matutinas. Esto se debe a que son suaves y tolerables. Según Amanda Capriglione, nutrióloga, nutricionista registrada y propietaria de Food Balance: “Comer los carbohidratos correctos puede ayudar a mantener sus niveles de azúcar en la sangre donde deben estar, lo cual es otro desencadenante de las náuseas: bajo nivel de azúcar en la sangre”.

El Dr. Jamil Abdur-Rahman, que es un blogger gineco-obstetra y médico de viaje junto con su hermano gemelo de TwinDoctorsTV, está de acuerdo y dice que definitivamente hay un beneficio de comer carbohidratos durante el embarazo.

“Las mujeres embarazadas requieren más calorías que las no embarazadas. En el segundo trimestre, requieren alrededor de 350 calorías más que cuando no están embarazadas. En el tercer trimestre, requieren 500 calorías adicionales. De las tres principales fuentes dietéticas de calorías y energía (es decir, carbohidratos, proteínas y grasas), los carbohidratos son los más fáciles para que el cuerpo se descomponga y para cosechar calorías”, explica Abdur-Rahman.

Otros beneficios de comer carbohidratos durante el embarazo, además de ayudar a los niveles de azúcar en la sangre y controlar las náuseas, incluyen ser una fuente superior de energía para las grasas y las proteínas, señala Abdur-Rahman. “Además… si obtienen sus carbohidratos de granos enteros, pueden beneficiarse de la capacidad de los granos integrales para reducir/controlar… la presión sanguínea. Para las mujeres con diabetes gestacional (una forma de diabetes que se ve en el embarazo) y para las mujeres con hipertensión inducida por el embarazo (un tipo de presión arterial alta que se observa en esta etapa), estos beneficios adicionales son muy importantes”.

Más beneficios de la ingesta de carbohidratos complejos incluyen ayudar con la inflamación molesta que la mayoría de las mujeres embarazadas tienen en la espalda, las articulaciones, la pelvis y las extremidades inferiores, agrega Abdur-Rahman. Y esto se debe a que muchos son ricos en antioxidantes y antiinflamatorios.

Abdur-Rahman no recomienda a las mujeres embarazadas seguir una dieta baja en carbohidratos o sin carbohidratos. Esto se debe a que, según él, muchos “de los buenos” son muy nutritivos. “Los granos integrales son ricos en fibra, vitaminas B como tiamina, ácido fólico y niacina, vitamina E y nutrientes como hierro y magnesio. Estas vitaminas y nutrientes son realmente importantes para las mujeres embarazadas. El magnesio, por ejemplo, puede prevenir el trabajo de parto prematuro”.

“El folato promueve el desarrollo de una médula espinal y cerebro saludables. Las vitaminas B pueden ayudar a prevenir las náuseas y los vómitos durante el embarazo. El hierro puede ayudar a prevenir la anemia, algo muy común en el embarazo”, agrega Abdur-Rahman.

Entonces, ¿qué son estos “carbohidratos buenos- complejos” que parecen ser más saludables para que los consumas embarazada, a diferencia de los simples? Capriglione sugiere panes y pastas integrales. Abdur-Rahman está de acuerdo y agrega: “La única excepción a [la regla de no comer carbohidratos simples] sería los que se encuentran en la fruta. Estos carbohidratos son buenos para las mujeres embarazadas también. Aconsejamos a las mujeres embarazadas que eviten los carbohidratos simples porque, si bien proporcionan una buena fuente de energía, la energía que proporcionan viene en forma de pico rápido”.

Esto se debe a que tu cuerpo los descompone más rápidamente, lo que aumenta tu nivel de azúcar en la sangre y niveles de energía bajan bastante rápido. “Por el contrario, debido a que los carbohidratos complejos se descomponen más lentamente, proporcionan un impulso de energía constante y prolongado”, dice.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin