Actualidad

¿De verdad duele mucho la herida después de una cesárea?

Por si estás programada y tienes miedo

Como si solo la idea de dar a luz no fuera lo suficientemente abrumadora, cuando descubras que vas a tener una cesárea, puedes comenzar a preocuparte por el dolor y la recuperación asociados con la cirugía. Darte cuenta que te cortarán, puede causar todo tipo de ansiedad, pero después de que salga el bebé, necesitarás puntos de sutura. Si te preocupa el dolor que puedes sentir durante y después de la cesárea y sobre todo en esa herida, esto es lo que debes saber.

La Dra. Amy Peters, obstetra-ginecóloga del Saddleback Medical Center en California, dice que debido a que una cesárea es una cirugía abdominal mayor, será dolorosa, pero los puntos reales no tienen mucho que ver con el nivel del dolor postoperatorio.

La Dra. Mary O’Toole, obstetra y ginecóloga en el MemorialCare Saddleback Medical Center está de acuerdo y señala que el dolor que sientes generalmente se debe a la separación de los nervios en la capa subcutánea durante la cirugía. Ella dice que puedes sentir un “tipo de dolor de quemadura” o entumecimiento, pero el dolor debe disminuir dentro de las primeras dos semanas después de la cesárea.

Pero no te asustes demasiado: la mayoría de los médicos se asegurarán de que estés debidamente anestesiada durante la cesárea, por lo que probablemente sentirás como un tirón en vez de dolor. O’Toole explica que ella cuidadosamente y minuciosamente prueba a las pacientes antes de comenzar la cesárea. “Si no confiamos en la comodidad de la paciente, el anestesiólogo puede inclinar la cama para permitir una mejor distribución de la medicación espinal”.

Según la Clínica Mayo, la mayoría de los hospitales usan anestesia regional durante una cesárea para adormecer la parte inferior de tu cuerpo y que puedas estar despierta durante la cirugía. Luego se realizan incisiones en el abdomen y el útero a través de las cuales se extraen a tu bebé y la placenta, y siempre que no haya complicaciones, la herida se cerrará con suturas inmediatamente después del parto y si la anestesia está haciendo su trabajo, no deberías sentir mucho dolor.

Después de la cirugía y de los puntos de sutura, cuando la anestesia desaparezca, puedes comenzar a sentir algo de dolor en el sitio de la incisión. O’Toole dice que los médicos generalmente recomiendan antiinflamatorios como el ibuprofeno, que si se toma de manera constante (aproximadamente cada seis horas), puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor. “También entendemos que la mujer acaba de someterse a una cirugía mayor”, agrega O’Toole, “por lo que podemos recetarle un medicamento para el dolor más fuerte”.

Peters dice que para ayudar a reducir tu dolor, debes tomar tu analgésico rutinariamente durante al menos unos días después de la cirugía y luego comenzar a espaciarlo. “No espere demasiado tiempo para tomar analgésicos o será más difícil de controlar”.

También debes tratar de usar la mecánica corporal adecuada cuando te muevas o cambies de posición, para que puedas evitar poner énfasis en tus músculos abdominales. La Clínica Mayo sugirió evitar posiciones como ponerte en cuclillas o levantar objetos pesados y usar una almohada y cinturón de embarazo para mantener el abdomen apoyado.

Afortunadamente, muy pronto, tus dolores y herida de cesárea serán cosa del pasado, y podrás seguir disfrutando de tu nuevo bebé y esperar todas las cosas maravillosas por venir.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin