Actualidad

Consecuencias de que tu hijo cargue una mochila demasiado pesada

Aprende a comprar la ideal para su espalda

A pesar de que todos los niños dejan las mochilas en lockers o en un lugar asignado al llegar a la escuela, seguro a veces piensas que cargan demasiado. A diferencia de los adultos, los cuerpos de los niños siguen creciendo y formándose durante la mayor parte del tiempo que pasan en la escuela. Agregar una mochila exageradamente voluminosa a su día puede tener efectos inesperados en sus cuerpos en desarrollo.

Hay dos factores a tener en cuenta cuando ayudas a tu hijo a empacar su mochila todos los días: el peso (que no debe exceder del 10 al 20% del peso de tu hijo) y el apoyo que ofrece la mochila. La Dra. Karena Wu, fisioterapeuta, explica. “Los padres a menudo toman una mochila por el tema que quieren sus hijos, no por su factor de seguridad”. El primer paso para asegurarte de que tu hijo se mantenga seguro y saludable es elegir la forma y el funcionamiento sobre lo que está de moda.

Y estas son tres consecuencias de cargar mochilas demasiado pesadas para tu hijo.

Tienen dolor de espalda crónico. “Si un niño lleva la mochila incorrecta, puede sufrir dolor de cuello, dolor en la parte media de la espalda y dolor lumbar”, dice Wu. “Pueden tener una mala postura que puede causar problemas en los hombros”. Entonces, ¿qué constituye exactamente la clase de mochila incorrecta o correcta? “Una buena mochila debe tener algo de relleno en la parte posterior y en las correas también. Las correas adicionales para la cintura también son excelentes, porque eso puede ayudar a dispersar la carga”, explica Wu. Por lo tanto, el tipo incorrecto de mochila es una que no distribuye el peso adecuadamente ni ofrece ningún tipo de soporte adicional o almohadillado para mayor comodidad o facilidad.

Su postura es mala. “Dependiendo del niño, y más que eso, de la forma en que la mochila está situada sobre los hombros del niño, la posición del cuerpo cambiará notablemente”, dice Caleb Backe, experto en salud y bienestar de Maple Holistics. Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que tu hijo no esté cargando demasiado peso sobre sus hombros y empeorando su postura? “Una mochila no debe pesar más del 10 al 20% del peso del niño”, explica. Siempre que la mochila de tu hijo sea inferior a esa recomendación, todo lo que tienes que hacer es recordarle que tenga en cuenta su postura.

Pierden Sensación y Fuerza. “Las mochilas con tirantes apretados y estrechos que cavan en los hombros pueden interferir con la circulación y los nervios”, dijo el Dr. Steven Dowshen, pediatra, en el sitio web Kids Health. “Este tipo de correas pueden provocar hormigueo, entumecimiento y debilidad en los brazos y las manos”. Una vez más, comenzar con la clase correcta de mochila, como una con correas anchas, puede evitar problemas de flujo sanguíneo.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin