Actualidad

Conoce todo sobre el Síndrome HELLP y porqué es tan peligroso

Es una forma rara y agresiva de preeclampsia

Quizá no hayas escuchado de él, pero es muy peligroso y ataca a más embarazadas de las que creemos. El síndrome HELLP se llama así por sus síntomas principales: Hemólisis (H), o la descomposición de los glóbulos rojos, las enzimas hepáticas elevadas (EL) y el bajo recuento de plaquetas (LP) que ocurre durante el embarazo. Se cree que es una forma grave de preeclampsia, que es un trastorno que causa presión arterial alta y proteína en la orina durante el embarazo. Sin embargo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, el síndrome HELLP puede ocurrir sin presión arterial alta o proteína en la orina.

Si bien este síndrome es raro, afecta solo 1 o 2 de cada 1000 nacimientos, sin tratamiento temprano, conlleva un alto riesgo de complicaciones graves de salud, incluida la muerte, para la madre y el feto. Desafortunadamente, muchos médicos omiten los primeros signos del síndrome HELLP, porque pueden ser leves, no específicos o descartados como síntomas típicamente asociados con un embarazo saludable.

“El síndrome HELLP es una de las formas más graves de preeclampsia y ocurre entre el 5 y el 12% de las pacientes con preeclampsia. Puede conducir a una lesión importante en el hígado de la madre, una descomposición de sus glóbulos rojos y un conteo de plaquetas reducido”, explica Eleni Tsigas, directora ejecutiva de Preeclampsia Foundation.

“Este síndrome puede ser difícil de diagnosticar, especialmente cuando la presión arterial alta y la proteína en la orina no están presentes. Sus síntomas a veces se confunden con gastritis, gripe, hepatitis aguda, enfermedad de la vesícula biliar u otras afecciones. Una simple prueba de sangre puede controlar las enzimas hepáticas y otros indicadores de HELLP “.

Según March of Dimes, los síntomas del síndrome HELLP incluyen:

  • Visión borrosa
  • Fatiga (sentirse realmente cansado)
  • Ganancia de peso rápida e hinchazón
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vomitar
  • Hemorragia nasal u otra hemorragia que no se detiene fácilmente
  • Convulsiones
  • Dolor en el vientre superior

Una vez que se identifica el síndrome HELLP, Tsigas explica: “Con mucha frecuencia, el tratamiento definitivo para una mujer con éste es el parto. Durante el embarazo, muchas mujeres que padecen HELLP requieren una transfusión de algún tipo de producto sanguíneo (glóbulos rojos, plaquetas, plasma). Los corticosteroides pueden usarse para ayudar a que los pulmones del bebé maduren si se necesita un parto antes de las 34 semanas. Algunos proveedores de servicios de salud también pueden usar ciertos esteroides para mejorar el resultado de la madre”.

Sin embargo, el síndrome HELLP debe identificarse antes de la intervención médica, pero tristemente, la dificultad para hacerlo contribuye a la tasa de mortalidad asociada. Los estudios muestran que la muerte materna en el caso del síndrome HELLP ocurre en aproximadamente el 1% de los casos, aunque se han informado tasas tan altas como el 25%.

Según la Fundación Preeclampsia, la mortalidad perinatal oscila entre el 7.7 y el 60% de los casos. En los países desarrollados, la muerte fetal de un feto después de las 20 semanas de gestación ocurre en el síndrome HELLP en 51 de cada 1000 embarazos, una tasa que, según Preeclampsia Foundation, es mayor que en la preeclampsia y eclampsia severas (cuando la preeclampsia progresa para causar convulsiones).

Los riesgos de la recurrencia de este síndrome en embarazos posteriores van del 2 al 19% y las mujeres que experimentan el síndrome HELLP también tienen un mayor riesgo de todas las formas de preeclampsia, que van del 16 al 52% en embarazos posteriores.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin