Actualidad

Dolor de espalda en el embarazo: ¿cómo saber si es peligroso?

Es muy común, pero a veces puede indicar algo más

El embarazo puede ser una experiencia difícil y dura para muchas mujeres. Junto con el aumento de peso, los cambios hormonales y la fatiga, el embarazo provoca varios dolores. Una de las quejas comunes es el dolor de espalda en el embarazo, que puede ser causado por una serie de razones, incluyendo el aumento de peso y la presión del bebé. Es común, pero ¿cuándo se considera que es grave durante el embarazo?

La Dra. Elizabeth West, obstetra y ginecóloga en el Hospital Infantil y de Mujeres Miller en California dice que si bien el dolor de espalda en esta etapa puede ser extremadamente común, puede ser grave cuando se asocia con el trabajo de parto prematuro. West explica que si tu dolor de espalda se acompaña de presión pélvica, tensión abdominal o presión rectal, podría ser una señal de que debes ser evaluada. 
“Algunas pacientes comienzan a sentir calambres intensos en la parte inferior de la espalda seguidos de un endurecimiento abdominal o presión pélvica. Si esto sucede, deben llamar a su obstetra/ginecólogo o buscar servicios de emergencia porque es posible que comiencen el trabajo de parto prematuramente”.

De acuerdo con la American Pregnancy Association (APA), el parto se considera prematuro cuando ocurre antes de la semana 37 del embarazo, y ocurre en alrededor del 12% de todos los embarazos. Junto con los síntomas descritos por West, la APA señaló que algunos otros síntomas y signos de trabajo de parto prematuro pueden incluir un aumento en el flujo vaginal y la filtración de líquido. El parto prematuro puede ocurrirle a cualquiera, pero la APA explicó que sus posibilidades aumentan si estás embarazada de múltiples, tienes anormalidades uterinas o cervicales o si has tenido un nacimiento prematuro antes.

Fuera de un parto prematuro, el dolor de espalda en el embarazo es desafortunadamente uno de esos dolores con los que la mayoría de las mujeres tiene que lidiar. West dice que la presión del embarazo en crecimiento causa tensión en la parte inferior de la espalda, generalmente a partir del segundo trimestre. “Una mujer embarazada tendrá un cambio en su postura, llamada lordosis, que es una curvatura hacia adentro de la columna vertebral que ayuda a compensar su creciente barriga”. Ella dice que este cambio en la postura puede causar una tensión considerable y dolor de espalda para mujeres embarazadas.

La Dra. Mary O’Toole, ginecóloga en MemorialCare Saddleback Medical Center dice que a medida que tu bebé crece y el útero se agranda, puede ejercer presión adicional sobre la región posterior, afectando los nervios y los músculos y eso podría hacer que sientas síntomas de ciática. Ella explica que con la ciática, es posible que sientas algo así como un dolor tipo descarga eléctrica en la parte posterior de las piernas. “Los síntomas de la ciática pueden ser normales, pero en algunas mujeres, los síntomas asociados con ella pueden ser tan fuertes como para hacer que la mujer tenga problemas para caminar o hacerla cojear”, dice O’Toole.

Si tienes dolor de espalda normal, O’Toole sugiere mantener el ejercicio regular y los estiramientos, recibir masajes, usar almohadillas térmicas o incluso usar la acupuntura o el quiropráctico. Sin embargo, antes de usar cualquier tipo de tratamiento del dolor, asegúrate de aclararlo con tu médico para que sepas que es seguro para el bebé y tú.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin