Actualidad

10 cosas raras que le pasan a tu cuerpo durante y después del embarazo

¡Aunque no lo creas!

El embarazo es un momento mágico y todo eso, pero también es… muy, muy difícil. Desde la hinchazón hasta el crecimiento del cabello, el exceso de gases y la indigestión hasta el parto y la recuperación que viene después, hay algunas cosas realmente horripilantes que le ocurren a tu cuerpo antes y después del embarazo de las que muchas mujeres simplemente no son conscientes hasta que ocurren. Ninguna parte de la vida prenatal, el embarazo, el parto o la vida posparto es tan glamorosa y dichosa como parece en las películas y en la televisión.

Ya sea que estés tratando de concebir, que estés embarazada por primera vez y quieras saber exactamente lo que te espera, o que puedas relacionarte con todos y cada uno de los elementos de esta lista, cada embarazo es diferente, por lo que incluso si ya has experimentado algunos de estos (o has escuchado historias de terror), lo que sea que te hayas perdido todavía podría estar en tu futuro.

El cuerpo humano es asombroso y sorprendente, y la forma en que se prepara, reacciona y se recupera del embarazo no es la excepción, incluso cuando es demasiado difícil de manejar. Así que prepárate para estas 10 cosas extrañas que ocurren antes y después del embarazo.

1 Estreñimiento:
El estreñimiento puede ser una constante desde antes de quedar embarazada hasta tu recuperación posparto. Según Parents, mientras que algunas vitaminas prenatales contienen ablandadores de heces, otras pueden causar estreñimiento debido a su bajo contenido de hierro, lo que significa que desde el momento en que comienzas a tomarlas, puedes experimentar esto. Y no solo eso, sino que las hormonas pueden causar estreñimiento durante el embarazo, al igual que los medicamentos para el dolor que algunas mamás podrían tomar después de dar a luz, como la Dra. Shannon Clark, profesora asociada en la División de Medicina Materno-Fetal en la Rama Médica de la Universidad de Texas en Galveston, le dijo a US News & World Report. Asegúrate de consumir mucha fibra y beber mucha agua durante la duración de tu embarazo y después del parto

2 Tus células productoras de leche “se comen”:
¿Te has preguntado alguna vez qué pasa con esas células productoras de leche una vez que ya no las necesitas? ¿Se quedan? ¿Se van? Y si se van, ¿cómo sucede? Según una investigación de la Universidad de Manchester, otras células básicamente se comen las células productoras de leche en tus senos. Los investigadores aún no han descubierto cómo sucede esto, pero sabemos que causa inflamación en todo el cuerpo o que da como resultado tejido cicatricial.

3 Decoloración de la piel:
Tu piel puede brillar cuando quedas embarazada, o puedes notar que otras cosas suceden. Una de esas posibilidades es la decoloración de la piel. Melasma o “paño”, también conocido como “la máscara del embarazo”, son manchas oscuras que aparecen en tu cara y en otros lugares durante el embarazo debido a las hormonas en tu cuerpo, de acuerdo con la American Pregnancy Association. A menudo, estas manchas se desvanecen después de dar a luz, pero no siempre.

4 Tus pies pueden hincharse permanentemente:
Muchas mujeres embarazadas experimentan hinchazón de los pies, lo que significa que sus zapatos no se ajustan tan bien como solían (si es que caben). Si bien puedes pensar que tus pies se reducirán inmediatamente a su tamaño anterior, ese podría no ser el caso. Según una investigación publicada en el American Journal of Physical Medicine and Rehabilitation, el arco de tus pies puede aplanarse permanentemente durante el embarazo, lo que significa que podrías terminar con un tamaño de calzado completamente diferente incluso después de dar a luz.

5 Tu ​​área vaginal podría hincharse… Mucho.
Si lo piensas bien, tiene sentido que tu área vaginal se hinche un poco después de dar a luz, después de todo, ha pasado por muchas cosas. Pero es posible que no hayas considerado la cantidad de inflamación que podría tener lugar. La Dra. Michele Hakakha, le dijo a The Bump: “Esto puede ser alarmante: los labios mayores pueden triplicarse”. Si bien la hinchazón vaginal es más común con tu primer bebé, nunca se sabe qué podría suceder para aumentar la hinchazón con los bebés posteriores.

6 Descargas sangrientas:
Después de dar a luz, no importa cómo lo hagas, experimentarás una forma de secreción sanguinolenta llamada loquios. La Dra. Alyssa Dweck, dijo a Health, “Los loquios cambian de color y consistencia a medida que pasan las semanas”. Comenzará como una mezcla de sangre, moco y otros fluidos, pero a medida que empiece a disminuir, las cosas cambiarán. No te asustes a menos que huela muy mal o sientas picazón, ahí sí llama a tu médico.

7 Dolores en todo el cuerpo:
Tanto durante como después de tu embarazo puedes experimentar dolores en todo el cuerpo. La Dra. Batya Grundland, una encargada de atención de maternidad y médico de familia, le dijo a VICE que es especialmente común experimentar dolores en el tercer trimestre de tu embarazo. También puedes estar más que un poco adolorida en todo tu cuerpo después de dar a luz.

8 Incontinencia:
Hay muchos problemas con la vejiga que pueden ocurrir después de dar a luz; seguir la micción frecuente que caracteriza el embarazo, desde las infecciones urinarias hasta la incontinencia. De acuerdo con Parents, la uretra soporta presión durante el trabajo de parto, lo que también puede dificultar un poco las orinas.

9 Mucho sudor:
Mientras estás embarazada, es probable que retengas algunos líquidos (lo que tal vez sea evidente por la hinchazón que sucede en tu cuerpo). Después de haber dado a luz, comienzas a perder ese fluido. Colleen Moreno, enfermera partera certificada del Hospital Infantil Lucile Packard de Stanford, le dijo a Self que algunas mujeres sudaban a través de sus sábanas por la noche después del parto. Si tienes que levantarte y cambiar tus sábanas, no te alarmes demasiado.

10 Pérdida de cabello:
Puedes haber notado que tu cabello se volvió espeso y lustroso durante tu embarazo. ¿Después de éste, sin embargo? Esa es una historia diferente. “Una vez que los estrógenos caen después del embarazo, las etapas de crecimiento comienzan a disminuir”, le dijo Moreno a Self en el artículo antes mencionado. Puede ser discordante, y más que un poco triste, perder tu cabello grueso y hermoso, pero todo es parte de esos encantadores cambios hormonales.

Redacción

Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.

Free Events Calendar Plugin