Actualidad

¿Es malo comer alimentos fermentados embarazada?

Te decimos si lo mejor es evitarlos

Estás embarazada. Eso significa que además de la gran emoción por tu bebé, la pregunta: ¿estoy bien? Será una constante en esta etapa. Entre las posiciones de dormir seguras, si puedes o no tomar café y cuánto ejercicio puedes hacer, la lista es larga. Y la comida, lamentablemente, no es una excepción. Probablemente ya sabes que su favorito el alcohol debe evitarse y ciertos tipos de pescados ni se diga, pero ¿qué pasa con los alimentos fermentados? ¿Son seguros para comer durante el embarazo? Los expertos dicen que se trata de elegir los correctos.

“En general, sí, los alimentos fermentados son seguros de consumir durante el embarazo”, dijo Natalie Allen, una dietista registrada y miembro del cuerpo docente clínico en el Departamento de Ciencias Biomédicas de la Universidad Estatal de Missouri: “Sin embargo, las mujeres todavía tienen que tener cuidado al elegir los alimentos fermentados.”

Por ejemplo, Allen dice que el chucrut y el yogur son alimentos fermentados que pueden beneficiar a la madre y al bebé durante el embarazo, pero la leche no pasteurizada, que puede ser fermentada, no es una buena opción porque podría contener bacterias dañinas.

“Los alimentos fermentados pueden ayudar a mejorar el sistema inmunológico de mamá y bebé y la salud intestinal en general”, dice Allen, agregando que la investigación está mostrando que pre y probióticos podrían desempeñar un papel importante en la prevención y el manejo de enfermedades gastrointestinales y salud general. “[Otros] alimentos fermentados que serían beneficiosos durante el embarazo incluyen kéfir, sopa de miso y tempeh”.

Siempre debes hablar con tu médico antes de probar nuevos alimentos o bebidas durante el embarazo, pero en la mayoría de los casos, los alimentos fermentados pueden ser parte de una dieta saludable y segura en el embarazo.

“De hecho, los estudios han demostrado que la salud del intestino de la madre durante el embarazo influye en el desarrollo del cerebro del bebé y el sistema inmunológico. Esto explica porque los probióticos en esta etapa pueden reducir el riesgo de desarrollar eczema más tarde en la vida”.

Otro de los beneficios de comer alimentos fermentados durante el embarazo es que desbloquean niveles más altos de nutrientes de los alimentos que ya comes, “permitiéndote a ti y a tu bebé recibir el beneficio nutricional completo de los alimentos que comes”. La fermentación también ayuda con la digestión, que es un beneficio si sufres de estreñimiento durante el embarazo, una queja común debido al aumento de los niveles de progesterona: “También hay estudios que muestran el beneficio de las bacterias saludables para prevenir la preeclampsia, la diabetes gestacional y el retardo del crecimiento intrauterino durante el embarazo”.

Por lo tanto, en general, la mayoría de los alimentos fermentados son seguros durante el embarazo.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.

Comentarios

Free Events Calendar Plugin