Actualidad

¿Cómo lograr una rutina de sueño para tu hijo?

Justo después de los 6 meses, puedes comenzar a crearla

¿Por qué es que cuando estás a cinco minutos de tu casa, tu hijo cae dormido en el asiento de automóvil, pero en el momento en que entra a la casa y justo cuando estás lista para colocarlo en su cama y taparlo, despierta con toda la energía del mundo? Pero a pesar de que la vida con los pequeños puede ser impredecible, es bueno establecer una rutina de sueño para que la hora de acostarse sea más suave. Ya que cuando tu hijo está soñoliento puede ser un poco difícil de manejar y necesitarás saber cómo conseguir que se calme antes de acostarse.

“Después de haber establecido rutinas para tu niño durante el día es útil terminar el día con un sueño reparador”, dice Eboni Hollier, médico certificado en desarrollo y pediatría conductual. “En general, tener hábitos de sueño saludables y mantener un horario de sueño consistente -incluyendo el despertar y la hora de acostarse apropiada para la edad y tener una rutina predecible para dormir y asegurar que tu hijo está recibiendo suficiente sueño- son importantes para todos los niños y ayudan a asegurar su desarrollo y comportamiento saludable”.

Hollier enfatiza que el establecimiento de hábitos de sueño saludables mientras tu hijo es joven también puede ayudar a evitar retos de conducta posteriores, tales como guerras a la hora de acostarse, así como desafíos de comportamiento durante el día, como berrinches y irritabilidad excesiva.

“Tener una rutina de sueño consistente, calmante y no estimulante es clave. Esta rutina ayuda a señalar a tu niño que viene la hora de acostarse. También permite un tiempo entre los padres y su pequeño antes de irse a dormir”.

“Ya sea que sea un baño caliente, una historia para acostarse, cantar una canción, cambiarse de pijama o acurrucarse en la cama, seguir los mismos pasos todas las noches y mantenerse pegado a ella puede ayudar inmensamente cuando se lleva a un niño pequeño a la cama”.

Hollier dice que la implementación de una rutina de sueño consistente alrededor de una hora antes de acostarse, realmente ayudará a los niños pequeños a relajarse. Esto puede incluir tiempo de baño, cepillarse los dientes, compartir un libro o cantar una canción. Es importante evitar las actividades que pueden ser demasiado estimulantes, como ver la televisión, jugar con dispositivos electrónicos o videojuegos.

“Me gusta decirles a los padres que nada que requiera baterías o un enchufe debe ser utilizado en una hora de sueño. Ayuda no tener un televisor en la habitación de tu hijo, también. El ambiente de la hora de acostarse debe ser silencioso, débilmente iluminado y relajante”.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.

Comentarios

Free Events Calendar Plugin