Actualidad

¿Cómo criar hijas emocionalmente fuertes?

No importa su edad, siempre puedes hacerlo

¿Cómo podemos medir la fuerza emocional de nuestras hijas? ¿Saber que criamos chicas emocionalmente fuertes? Confianza, autoestima, encontrar su voz para hablar por sí misma y otras personas necesitadas, establecer una meta y trabajar muy duro para lograr algo, gestionar decepciones y fracasos con valor, son algunas de las cosas que debemos enseñarles… ¿Pero, cómo?

La fuerza emocional es un proceso de por vida. Por eso 5 consejos para lograrlo.

1. Tiempo para ser. Tu hija está ocupada cada minuto del día. Social, académica, física y constantemente equilibrando amigos y emociones. Necesitan momentos en el día en que puedan descansar de las presiones de la vida. Necesitan acurrucarse en una silla y leer, colorear una imagen o mejor aún, jugar. Encontrar un día entero sin nada que hacer parece muy raro en estos días, pero aunque sea, ¡dales 5  minutos de paz al día!.

2. Aventura. Muéstrale a tu hija que puede lograr cosas. Que tiene poder, física y emocionalmente. ¡Dale una experiencia que nunca ha tenido y muéstrale la alegría pura de realizar algo nuevo! ¡Hagan canotaje juntas, escalen una pared de roca o aviéntense un maratón de 5 km, llévala de vacaciones a un lugar sin WiF! El punto es que aprenda a tomar riesgos que la liberen.

3. Que sepa dar a otros. Hacer cosas por los demás enseña bondad, empatía y tolerancia. Dale a tu hija oportunidades de devolver. Tal vez dentro de su propia familia, en la escuela, en su ciudad o en el mundo en general. Enséñale a donar en refugios, no sólo lo que ya no le sirve, sino cosas que considere valiosas, que done a causas nobles cuando le sobre un poco de dinero.

4. Un lugar “suave” a donde llegar. Tu hija crece y cambia físicamente todos los días, además de  enfrentarse a enormes presiones sociales, emocionales y académicas. Necesita un lugar suave para aterrizar al final de su día. Un lugar donde pueda encerrarse y relajarse. Dale un hogar que sea seguro y cómodo emocionalmente, que haga justo honor a su nombre: ¡HOGAR!

5. Escucharla. Siempre muéstrale un interés casual y apertura a escuchar absolutamente nada y tal vez todo. Tu hija comenzará a hablar en los momentos más improbables. Esos son los momentos a esperar, buscar y estar abiertos. ¡Ella te necesita y te buscará en los momentos más improbables! ¡Así que prepárate!

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.

Comentarios

Free Events Calendar Plugin