El Poder de tu Venus

¡Estoy embarazada! ¿Ya no puedo trabajar?

Una preocupación de muchas mujeres...

embarazada puedo trabajar

En estos últimos meses he recibido miles de llamadas de una persona que amo, siempre con el mismo tema:  ¡Mamá ya no estoy trabajando como antes!, no me quiero sentir mal por mi bebe pero siento que en mi estado no puedo seguir realizándome como yo quiero, llevo más de 15 años de hacer lo que amo y hoy siento que me hace falta para sentir que las oportunidades no se han acabado”.

Cuando escucho esto no puedo dejar de pensar en las mujeres que se enfrentan a un embarazo que en muchas ocasiones es deseado pero que limitan las actividades, y no se diga los embarazos no esperados que aparecen sorpresivamente alterando su ritmo de vida y teniendo que hacer ajustes estresantes para seguir cumpliendo con el trabajo que realizan.

Hay que reconocer que SI hay mujeres que han podido alternar perfectamente el trabajo con la llegada de un embarazo a sus vidas y de la misma manera la crianza posterior, ya que poco a poco se ha creado conciencia de que las mujeres requieren apoyo para esta etapa tan maravillosa, pero no deja de ser doble trabajo, porque la mama que no es de tiempo completo limita su presencia en la vida de sus hijos , dejando de lado el alimento más importante y necesario en estos tiempos , “ El amor de madre”.

Sé que en muchos casos no hay opción de dejar de trabajar en esta etapa, entiendo que es necesario para que los hijos tengan otras opciones en la vida, pero este mensaje no va para ellas, sino para las que están pasando por una crisis de no pertenecer. Aquellas que de sentirse útiles y desempeñando actividades que antes hacían con fluidez, ahora se ven limitadas por el crecimiento de un pequeñito que poco a poco va tomando parte de su cuerpo para en unos meses decir, “Ya llegué mamá”.

En la vida hay etapas que de ser posible deben de disfrutarse plenamente, el ser mamá es la más maravillosa experiencia de una mujer, saber que eres co-creadora con Dios de un Ser que traerá su propio camino y estará bajo tú cuidado por una buena parte de tu vida, es como un préstamo divino, una interacción con Dios desde el día que la semilla de la vida es depositada en tu vientre, no hay proyecto más hermoso ni más gratificante que Ser Mamá.

La etapa de la espera es bellísima, la creatividad se expande en ti al igual que tu bebé. Llos sueños y las ilusiones están a flor de piel , y él bebé se nutre de la apreciable tranquilidad de tu vida cuando sólo estás disponible para él.  Es como reservar un tiempo maravilloso para su formación , para transmitirle paz y amor ya que tu atención está sólo enfocada al momento de las pequeñas pataditas, que aunque con el tiempo se hacen más intensas y no te dejan dormir, también son esa sensación gratificante de que ahí está , compartiendo esos nueve meses contigo en tan perfecta unidad.

¿Sabes cuantas mamás desean esta experiencia que tú tienes?, millones en el mundo, pero fuiste tú elegida entre muchas para ser distinguida con este regalo, aprópiate de ello, ya no eres una maquina profesional con capacidades impresionantes para realizar proyectos que son de utilidad a otros, eres una mamá y las mamas tienen el plus más impactante :“ Las mamás DAN VIDA” y es por eso que se les otorga los reconocimientos más cotizados en todo el mundo, y tienen lugar desde la pequeñez de tu vientre donde se genera el mejor de los proyectos, Ser Mamá.

Este mensaje es también para ti hija, disfruta, siente y vive este hermoso momento con paz y tranquilidad, sólo piensa que Dios en su infinita bondad te regaló este momento sagrado para que puedas disfrutar plenamente ésta maravillosa espera, y si siguen llegando a ti pensamientos que te quieran sacar de esta bendición sólo diles:

 “Gracias por aparecer pero ¿ Qué no leyeron el letrero en mi energía? Estoy en modo Mama así que no acepto comparaciones, ni ideas que no me dejen paz”.

Sustituir pensamientos negativos por pensamientos positivos es una de las formas de vivir esta etapa de una mejor manera, sobre todo dejar a un lado aquello que no te permite disfrutar este momento, así que te dejo con esta frase de Facundo Cabral:

“No estás deprimida, estás distraída”

Distraída de esta gran misión, de este gran proyecto que es traer una bendición al mundo, que vale más que cualquier cosa y produce en ti la más grande alegría.

Bendiciones a ti, a tu bebé y a ésta nueva vida que es lo mejor que te ha sucedido “Ser mamá”.

Sonia Laura

Sonia Laura

Mamá Sabia

Con los mejores títulos que la vida me dio: Ser Mujer y Ser Madre, y a partir de estos un enorme aprendizaje de vida que quiero compartir contigo. Adquirí la profesión de Médico General y aprendí sobre los procesos de la vida y la energía que se mueve en cada persona y en el mundo certificándome como Coach de Vida y Sanadora Energética, además de tomar un Diplomado en Terapia Breve Sistémica

Free Events Calendar Plugin