Paulina Arroyo

El túnel mágico

túnel mágico

¿Cuántos juguetes tienen tus hijos? ¿Cuántos de ellos realmente los usan y valoran? Los juguetes que le compro a mi hija son contados, la mayoría de los que tiene Bárbara son regalos que ha recibido. Los pocos que le he comprado, trato que sean juguetes que le ayuden y estimulen en su desarrollo físico, mental y emocional.

Cuando jugamos fuera, prefiero que lo haga con plantas, palitos, piedras y tierra. Me gusta que explore y conozca; siempre cuidando que no se meta nada a la boca, (aunque más de una vez se ha dado el gusto probando la tierra). Trato de no llevar conmigo juguetes y la dejo explorar. A veces lo que llevo son libros y aprovecho para leerle.

Hoy en día, desde mi punto de vista, la mayoría de los niños se encuentran sobre-estimulados y los papás ¡sobre-gastados!. Les compramos demasiados juguetes, tienen acceso a un sin fin de videojuegos y jueguitos en el ipad y por ello no saben lo que es simplemente no hacer nada, estar tranquilos.

Debido a que no están acostumbrados a esa sobre-estimulación, viene el niño que no disfruta del presente y siempre esta “aburrido’’, siempre quiere más, quiere el juego más nuevo o el ipad más caro, y dejan de disfrutar el valor de las cosas simples.

Claro que se vale comprarles juguetes, lo que no se vale es comprarles tantos que terminen no valorando ninguno. Desde pequeñitos, es preciso enseñarles a apreciar cada uno de ellos y revisar que éstos aporten a su desarrollo.

En el caso de los más pequeñitos. ¿Cuántas veces no hemos visto que cuando les compramos un juguete terminan más entretenidos con el empaque que con el juguete? Ese es mi caso el 90% de las veces que le he comprado juguetes a la beba.

He decidido crear juguetes y juegos con ella. De esa manera le enseño a valorar cada actividad y juguete, pasando tiempo juntas y disfrutando de poder crearlos a su lado.

Como se irán dando cuenta, soy una recicladora compulsiva. Me gusta hallarle un nuevo uso a las cosas y reciclar todo lo que se pueda. Desde botellas de plástico, latas y frascos de vidrio hasta cajas de cartón.

Hace un par de días, llegaron nuestros nuevos vecinos, en lo que se organizaban iban sacando cajas de cartón de todos los tamaños. Como buena vecina “metichona”, les pregunté si ya no ocuparían las cajas y si podía tomar un par de ellas que habían sacado para que se las llevara el camión de reciclaje. Su respuesta fue positiva y yo emocionada, me apoderé de la más grande y de otra un poco más pequeña para hacer unas padrísimas creaciones.

De pequeña me encantaba tener mi lugar ‘’secreto’’. Yo usaba una parte de mi closet como ‘’cueva secreta’’ y me parecía un lugar mágico donde me sentía totalmente segura. Era mi lugar especial, en el que podía relajarme, pensar, leer y jugar. Dado que Bárbara, mi bebé, tiene una fascinación con las cajas, puse manos a la obra y decidí crear un ‘’túnel mágico’’ para ella.

Así fue como quedó nuestro túnel mágico. Bárbara y nuestra perrita Pretzel se divirtieron mucho en el túnel y quedaron encantadas con el techo lleno de luz. Fue una actividad muy divertida y le dimos un uso totalmente nuevo a esa caja. ¡Se ha convertido en el lugar favorito de mi bebé!.


¿QUIERES HACER ESTE TÚNEL MÁGICO?

LO QUE NECESITAS:

  • Caja de cartón grande
  • Tijeras o Cuchillo
  • Un paquete de focos decorativos (los que usas para navidad).
  • Marcador
  • Una manta o colchita
  • Juguetes y Libros
  • Tiempo (1 hora)
  • MUCHA IMAGINACIÓN

Aquí te explico como hacerla:

1.CONSIGUE UNA CAJA GRANDE DE CARTÓN:

2. ABRE LA CAJA POR LOS DOS LADOS FORMANDO UN TÚNEL

No olvides revisar que no haya grapas o algún otro objeto que pueda lastimar a tus hijos.

3.MARCA CON UNA ‘’X’’ INDICANDO LOS LUGARES EN LOS QUE COLOCARÁS LOS FOQUITOS

Escoge el lado de la caja que utilizarás como el ‘’techo’’. Usando un marcador, pluma, lápiz o color, marca los lugares en los que colocarás los foquitos.

4.PERFORA LA CAJA SOBRES LAS MARCAS QUE HICISTE

Con unas Tijeras o un cuchillo y teniendo mucho cuidado, empieza a perforar la caja en donde marcaste con una ‘’x’’. Yo, utilicé un cuchillo, perforé y le di vuelta para hacer un hoyo donde cupiera el foco.

5.INSERTA LOS FOQUITOS EN LOS HOYOS QUE HICISTE

Fui insertando los foquitos uno por uno en los hoyos que había hecho en la caja, tratando de que el foquito traspasara completamente la caja y fijándome que no tocara el cartón.

6.COLOCAR MANTA, JUGUETES Y/O LIBROS DENTRO DEL TÚNEL Y CONECTAR UNA EXTENSIÓN DE FOCOS.

¡Y listo! Súper sencillo y rápido. Puedes decorarla con calcomanías, o incluso tus hijos pueden adornarla con dibujos y papel de colores.

¡Sigamos creando espacios mágicos para nuestros hijos donde puedan desarrollar su imaginación aún más!

¿Qué otros proyectos crees que se puedan realizar con una caja? Déjame tus comentarios. Comparte este proyecto con tus amigos y familiares y no olvides visitar mis redes sociales

Paulina Arroyo

Paulina Arroyo

Mamá Holistica

Tengo 28 años y además de ser Eco-Blogger también soy la mamá de una princesita (Bárbara) que vino a recordarme lo hermoso y sorprendente que es el mundo en el que vivimos.

En este espacio quiero compartir contigo las aventuras que Bárbara y yo emprendemos en el día a día y cómo las llevamos acabo. Vas a encontrar desde creativas recetas de cocina para tus pequeños, hasta actividades divertidas con objetos reciclables que puedes encontrar en tu casa. Desde como enseñarles a meditar, hasta anécdotas de travesuras. ¡Espero que disfrutes tanto como yo esta linda experiencia de ser mamá!

Free Events Calendar Plugin