Actualidad

Cómo debe ser la alimentación complementaria en tu bebé después de los seis meses

alimentación complementaria en tu bebé

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la lactancia dure más de seis meses y posterior a esto sea una dieta más complementaria en la que ya puedes incluir alimentos sólidos pues tu bebé va requiriendo otros complementos nutricionales.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda que la lactancia materna sea a demanda y durante el primer año de vida se dé primero el pecho e incorporar poco a poco otros alimentos como cereales en forma de papilla preparados con agua, zumo o caldo. La cantidad de comida es muy variable de un niño a otro, al principio es posible que sólo coma unas cucharitas, pero la cantidad puede ser variable entre 100-150 cucharadas más o menos.

Es importante que sepas que la lactancia durante esta etapa no debes quitarla, pues el introducir alimentos sólidos solamente es para complementar la alimentación más no sustituirla y la AEP recomienda que hasta los dos años le des leche materna.

A los seis meses tu bebé comenzará a experimentar con nuevas texturas, sabores y a masticar, aquí puedes comenzar con un habito de alimentación saludable incorporando

  • Frutas
  • Verduras
  • Papillas

Tu pediatra indicará qué tipo de frutas y verduras. Entre  los 9 y los 11 meses podrá comer cosas con más consistencia, con estos alimentos sólidos aprenderá a masticar y pasar los alimentos además promueve el desarrollo de la dentición, puedes incluir alimentos como:

  • Papa
  • Plátano
  • Pescado
  • Huevo
  • Carne
  • Pedazos de fruta
  • Pan
  • Galletas

Al año ya podrás incorporar cualquier alimento, aunque una publicación de la revista ‘En Familia’ de la AEP te recomienda lo siguiente:

  • Permite que tu bebé tome la iniciativa.
  • Inclúyelo en la misma mesa con todos los miembros de la familia.
  • Cocinados en casa y que el niño vaya comiendo poco a poco los platos caseros.
  • La cantidad que toma la decide el niño.
  • Nunca obligues a que coman o terminen lo que hay en el plato.
  • No es necesario añadir apenas sal ni azúcar a la alimentación del bebé en el primer año.
  • No le ofrezcas trozos grandes o de consistencia dura, para prevenir que se atragante.
Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.

Comentarios

Free Events Calendar Plugin